Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España - ANICE -
Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España
MENÚ
SOCIOS

Acceso usuarios

Embutidos colgados a la espera de ser comercializados, una fuente de energía y salud

El sector cárnico español

Está viendo:

El sector cárnico en España

La industria cárnica española ocupa con diferencia el primer lugar de toda la industria española de alimentos y bebidas, con una cifra de negocio de 31.727 millones de euros, el 28,5% de todo el sector alimentario español.
Poniendo en contexto esta dimensión con el conjunto de la industria española, esta cifra de negocio supone el 2,55% del PIB total español, el 17,22% del PIB de la rama industrial y el 4,66% de la facturación total de toda la industria española.

Además, hay que añadir que el empleo sectorial directo de nuestras empresas, 105.396 trabajadores, representa ya el 28,9% de la ocupación total de la industria alimentaria española. El sector cárnico está formado por un tejido industrial de unas 2.800 empresas ubicadas especialmente en zonas rurales y con una base muy importante de pequeñas y medianas empresas de accionariado familiar, a la vez que se han consolidado también grandes grupos empresariales, algunos de ellos líderes a escala europea.

En 2021, con un complejo contexto nacional e internacional que ha seguido marcado por el covid-19, la industria cárnica continuó con su expansión exportadora de los últimos años, alcanzando un nuevo record anual, con 3,24 millones de toneladas de carnes y despojos y 212.443 toneladas de productos elaborados (un 6,2% superior al ejercicio anterior), vendidos en mercados de todo el mundo por un valor de 9.107 millones de euros, prácticamente un 5% más que el año anterior. Esto representó una balanza comercial muy positiva del 712%, un dato que pone de manifiesto la importancia de este sector para la economía y el progreso global de nuestro país.

La producción cárnica española

En 2021, y con un crecimiento de algo más de 3% respecto a 2020, la carne de porcino española siguió registrando un nuevo récord de producción, al alcanzar los 5,17 millones de toneladas, lo que vuelve a marcar otro nivel histórico nunca antes alcanzado por el sector.

Por su parte, el sector de vacuno también protagonizó un ejercicio de incremento de su producción, 714.000 toneladas y un 5,4% de incremento sobre 2020, volviendo prácticamente al nivel máximo de producción desde el año 2005.

Y en el caso del ovino/ caprino, con una suma de 126.000 toneladas, creció un 1% respecto al volumen de 2020, y cerró un año de leve recuperación.

Como se ve en el cuadro de carnes, la producción porcina es la primera actividad cárnica española, y representa el 85,9% de las carnes de ungulados producidas en nuestro país en 2021 (y el 67,2% de todas las carnes, si incluimos avicultura y cunicultura). 

Con ese volumen de producción, que representa el 5,1% de la producción mundial, España se consolida ya en estos últimos años como el tercer mayor productor de carne de porcino, por detrás de China (que por sí sola produce el 38,8% de la carne de cerdo de todo el mundo) y EE.UU. (13,1% de la producción mundial) y prácticamente al mismo nivel que Alemania (5,2%), y por delante de Brasil (4,2%), Rusia, Vietnam, Francia, Canadá y Polonia.

La Unión Europea considerada en conjunto sería el segundo productor mundial, con un 23,5% del total, y el país germano sigue ocupando el primer lugar europeo en el volumen de carne de cerdo (en toneladas, no en número de cabezas sacrificadas), pero por una diferencia cada vez más estrecha (22,1% frente al 21,8% de España), por delante de Francia (9,6%), Polonia (8,6%), Países Bajos (7,2%), Dinamarca (6,9%) e Italia (5,5%).

España se consolida ya en estos últimos años como el tercer mayor productor
de carne de porcino, por detrás de China y EE.UU y por delante de Brasil, Rusia, Vietnam, Francia,
Canadá y Polonia

La carne de vacuno ocuparía el tercer lugar en volumen (tras la carne de ave), con el 9,3% de la producción nacional de carnes, si bien en esta especie España está más alejada de los puestos de cabeza de la producción mundial, liderada por EE. UU. y Brasil. España representa el 9,9% de la producción europea, por detrás de Francia (21,0%), Alemania (16,0%) Italia (10,7%) e Irlanda (9,3%).

En el caso de la carne de ovino y caprino, tras la salida del Reino Unido de la UE, España es ahora el primer productor europeo, con un 27,1% del total y por delante de Francia (18,8%), Grecia (14,5%) e Irlanda (14,4%).

En cuanto a la producción de elaborados cárnicos, hay que indicar que España, con más de 1,4 millones de toneladas anuales, se sitúa en cuarto lugar en la Unión Europea, por detrás de Alemania, Italia y Francia. Por productos, destacan en volumen los fiambres cocidos y en valor los jamones y paletas curados (blancos e ibéricos).

Datos de consumo de carne y derivados

Los comportamientos de compra y consumo que la pandemia y confinamiento había modificado de forma muy importante durante todo el año 2020, volcados hacia las comidas en el hogar por la imposibilidad y/o cierre o restricciones de la hostelería y restauración, volvieron a la situación anterior a la pandemia y con un cierto efecto “rebote”, por la conducta muy generalizada de intentar recuperar la “normalidad” de las salidas y consumo fuera del hogar.

Por todo ello, en 2021, el consumo en el hogar de carnes y elaborados cayó un 8,4% en volumen (había subido un 9,4% en 2020), mientras que el gasto cayó un -6,2% (frente a la subida del 12% en el año anterior), provocando que el consumo per cápita se desplomara nada menos que casi un 12%, hasta los 45,4 kg.

Estos datos se recogen en el último panel de consumo disponible del Ministerio de Agricultura (año móvil noviembre 2021), que presenta un alineamiento de la categoría de carnes -aunque con descensos aún más acusados- con la evolución a la baja de la cesta global de alimentos y bebidas de los hogares, que sufrió una caída del 5,5% en volumen y un 4,3% en valor.

De acuerdo a estos datos, las carnes frescas de conejo (-14,0%), ovino (-13,0%) y de cerdo (-10,1%) fueron las que protagonizaron las mayores caídas porcentuales, seguidas del pollo (-9,5%) y el vacuno (-9,1%), mientras que las carnes transformadas fueron la familia de productos que presentó la evolución menos negativa, cediendo un -5,3%. Para el consumo extradoméstico, el ministerio no ofrece datos desagregados por productos para los periodos disponibles hasta ahora.

Pero la información global del sector de la alimentación fuera de casa, a cierre del tercer trimestre del año 2021, indica los signos de recuperación indicados anteriormente. Así, el volumen crece un 7,3 %, con un impacto mayor en valor (14,8 %).

Por su parte el 93,1 % de la población española consumió fuera de su casa durante ese periodo. El crecimiento de consumo extradoméstico en comparación con el tercer trimestre de 2020 se debe en mayor medida a que en dicho periodo aún existían más restricciones que afectaban al canal horeca, debido a la COVID-19 y que, junto a otra serie de causas provocadas por la pandemia, limitaron en mayor medida el consumo fuera de casa. Sin embargo, aún no se ha recuperado el nivel de consumo previo a la pandemia, ya que volumen y valor presentan valores inferiores a los del tercer trimestre de 2019 (un 23,4 % y un 12,6 % más bajos, respectivamente).

ANICE_DATOS DE CONSUMO EN EL HOGAR DE DERIVADOS CÁRNICOS 2021

Comercio exterior cárnico

Cada año, la industria cárnica española sigue ganando posiciones en el mercado internacional de carnes y derivados, consolidando aún más su papel como potencia exportadora de referencia, con una presencia comercial en numerosos mercados de todo el mundo.

En 2021 las exportaciones de nuestras industrias fueron de 9.107 millones de euros, prácticamente un 5% más que el año anterior, llevando el signo positivo de la balanza comercial del sector hasta el 712%, un dato sin duda para estar orgullosos como sector. El volumen total exportado fue de 3,24 millones de toneladas de carnes y despojos (un 5,6% más que en 2020) y 212.443 toneladas de productos elaborados (un 6,2% superior al ejercicio anterior).

El sector porcino se ha afianzado ya en el podio de los mayores exportadores mundiales, junto a Estados Unidos y Alemania.

En 2021 se exportaron 2.243.953 toneladas de carne de cerdo, por valor de 5.572 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 5,3% en volumen y un pequeño descenso del 1,4%, fruto del estrechamiento de precios provocado por la situación de altísima competencia de los mercados. La situación de la producción y la demanda de China, por la Fiebre Porcina Africana que ha afectado al sector porcino del país, ha influido de forma decisiva en la evolución más moderada de las empresas exportadoras españolas.

Las exportaciones de nuestras industrias fueron de 9.107 millones de euros,
prácticamente un 5% más que el año anterior

Con los datos disponibles de los once primeros meses del año, los mercados extracomunitarios se siguieron consolidando como destino principal de las exportaciones de carne, despojos y grasas de porcino, representando ya el 65,7% de las ventas exteriores, y con un aumento del 7,9% respecto a 2020. Las ventas a nuestros socios comunitarios se mantuvieron prácticamente en volúmenes estables, aunque con una significativa caída del 9,1% en la facturación.

Como se indicaba, China fue el país que más porcino español importó, representando el 47,7% del total de las exportaciones, pero con descenso en volumen del 4,3% y del 8,2% en valor respecto al año 2020. En total, el gigante asiático adquirió carne, despojos y grasas de porcino por valor de 2.782 millones de euros.

En el caso del vacuno, el balance de las exportaciones fue especialmente positivo en términos de valor, con una cifra estimada de 936 millones de euros y un 16,8% de crecimiento respecto al año anterior (869 millones en carnes), como en volumen (244.000 toneladas, un 5,9% más), de ellas 36.916 toneladas de despojos y grasas por un importe de 67,6 millones de euros. En esta especie, las ventas a terceros países todavía están en fase de despegue, y suponen el 12,2% de la facturación y el 13,5% de las toneladas.

En cuanto a ovino, se exportaron 54.040 toneladas de carne y 20.452 de despojos, con un valor total de 294,5 millones de euros, un espectacular 44,8% superior a lo conseguido en 2020. Casi tres cuartas partes del valor de estas exportaciones (73,9%) corresponden a ventas en la Unión Europea, esencialmente Francia, Alemania y Países Bajos, que han crecido de forma muy significativa en 2021, junto a la excelente progresión en mercados extracomunitarios como Israel, Qatar, Emiratos Árabes, Arabia Saudí y Omán.

En productos elaborados, las exportaciones fueron de 212.443 toneladas (+6,5%) y 1.280 millones de euros (+12,6%), una evolución positiva pero sin duda aún con mucho recorrido para nuestros productos de mayor calidad y por tanto diferenciales y de mayor valor añadido.

Las ventas a los países europeos representan el 67,4% del valor y el 74,2% del total exportado, con Francia a la cabeza, con una cuota del 24% de nuestras exportaciones, seguida de Alemania (12%) y Portugal (8%), además de Reino Unido (10%), ahora ya mercado extracomunitario.

El mercado español de productos cárnicos

España es uno de los países con una tradición más rica en la elaboración y consumo de los más variados embutidos y jamones. Lo diverso de nuestra producción charcutera, que se extiende a todos los rincones del país, forma parte de nuestro acervo cultural y gastronómico, y es apreciada dentro y fuera de nuestras fronteras.
Por tipos de productos, como se ve en los gráficos adjuntos, las preferencias del consumidor español están encabezadas por los jamones curados, serranos e ibéricos, que son los reyes de la producción cárnica española. Los jamones serranos procedentes de cerdos de capa blanca y los jamones de cerdo de raza ibérica representan casi un tercio del valor de los productos comercializados en los canales de libre servicio y especializados.

En términos de volumen, la familia de fiambres cocidos ocuparía la primera posición en la cesta por delante de los jamones curados, gracias sobre todo al gran desarrollo que el fiambre de pavo ha experimentado en los últimos años. Les siguen en las preferencias del consumidor los jamones cocidos, las salchichas y el chorizo.

La gran distribución, como en el resto de segmentos de consumo, ha ido captando cuota de mercado en todos los productos cárnicos, sobre todo en lo relacionado con los parámetros de precio, conveniencia, comodidad, loncheados, nuevos productos con perfiles nutricionales

Censos ganaderos y producción primaria

Desde 2015, año en el que el censo total de porcino de España superó por primera vez al de Alemania, convirtiendo a nuestro país en el primero de Europa en número de animales en producción (y en tercer lugar a nivel mundial), este liderazgo no ha hecho sino afianzarse.

Sobre un censo total de la UE de 146,12 millones de animales en diciembre de 2020, España tiene una cuota del 22,4% (21,1% en 2019), por delante de Alemania (17,8%) y seguidos de Francia (9,5%), Dinamarca (9,2%), Polonia (8,0%) y Países Bajos (7,9%).

Esta situación se refleja en el censo nacional de 2021, en el que el número total de animales registrados en el mes de mayo superaba los 32,4 millones, con un crecimiento del 3,3% respecto al censo del mismo mes de 2020. Un incremento que se apoya en mayores cifras de cerdos de cebo (13,74 millones, +10,2%).

El sector de producción porcina de España aportó a la producción final de la agricultura un valor de 8.655,5 millones de euros en 2020, lo que representa el 16,4% de la Producción Final Agraria y el 42,8% de la Producción Final Ganadera. El número de explotaciones era de 88.437 en marzo de 2021 (99.561 en 2007), y de ellas, el 77,8% corresponde al modelo intensivo (el 78,6% en 2020).

El año 2021, el precio del porcino en vivo (1,252 euros de cotización media) registrado por Mercolleida, representó unç descenso del -5,72% respecto al ejercicio anterior, en el que la cotización en la lonja de referencia ya registró una caída del 2,14% con respecto a 2019, ejercicio en el que la demanda de carne desde China había elevado el precio en el mercado nacional. En esta línea, el precio medio del año 2021 para la canal de porcino se situó en 1,650 euros, lo que representa un descenso del -6,14% con respecto al año anterior.

En lo que se refiere a ganado vacuno, el censo total registrado en mayo de 2021, 6.922.951 animales, creció un 3,1% con respecto al mismo mes de 2020, año ese en que el censo prácticamente no se movió con respecto a 2019 (-0,2%).

El sector español de producción de carne de bovino aportó a la producción final de la agricultura un valor de 3.092,6 millones de euros en 2020, lo que representa el 5,8% de la Producción Final Agraria y el 15,3% de la Producción Final Ganadera. El número de explotaciones a 1 de enero de 2021 era de 145.112 (144.510 en 2020, 145.566 en 2019 y 206.509 en 2007), y de ellas, el 60,5% corresponde a producción para carne y el 15% a explotaciones de cebo (el resto son explotaciones para leche, mixtas, de precebo, recría y otras).

En la Memoria de Actividades 2021 de ANICE, puede acceder a otros datos de interés del sector. Le invitamos a descargarla.

Hazte Socio Online

Disfruta en exclusiva de todas las ventajas de hacerte socio

Hazte socio

Servicios al Socio

Descubre todos los servicios que tienes como asociado

Ver servicios
Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España - ANICE -
C/ Maestro Ángel Llorca 6, Planta 12
28003 Madrid - España
Tel: (91) 554 70 45
Fax: (91) 554 78 49E
Email: anice@anice.es